Ayuntamiento de Haro
Email: haro@haro.org

Historia

Puente de Briñas

Haro, como toda La Rioja, es de tierra de frontera. De antiguo estuvo poblada por berones. Durante la romanización de la península, se sabe de la existencia de "Castrum Bilibium", en las Conchas sobre el Ebro, frente a Salinillas de Buradón. Este castillo lo nombra San Braulio, Obispo de Zaragoza, cuando en el siglo VII escribió la vida de San Millán.

La fecha tradicional de la fundación de la villa de Haro, se sitúa hacia el siglo X. En 1017, Haro fue donada por Alfonso VI de Castilla a Diego López, Señor de Vizcaya, por su ayuda prestada en las luchas contra el rey aragonés. Y desde este momento, el apelativo de Haro se une al de Señores de Vizcaya hasta que en 1288 lo pierden tras el enfrentamiento entre Sancho IV de Castilla y Lope de Haro, que tuvo como consecuencia la muerte de este último y la conquista de la villa por el rey, donde convocó Corte, conocida como de "Haro" en el lugar de Villabona.

Durante la Edad Media, Haro creció absorbiendo la población de villas cercanas como Tondón y Bilibio. En 1187, Alfonso VIII de Castilla la dio fuero, confirmado por Alfonso X el Sabio (1254), que contenía el régimen político, administrativo, penal y económico que dominó la villa. En la Baja Edad Media (1358) se celebró en Haro una junta con objeto de reglamentar una hermandad de distintas poblaciones con el fin de defenderse de los desmanes que se originaron durante este tiempo.

Parque de los Liberales Parque de los Liberales

En los siglos XIV y XV, la villa pasó a poder de los Trastamara y posteriormente a Navarra, hasta que en 1430, Juan II de Castilla la donó a Don Pedro Fernández de Velasco, con el título de Conde de Haro, por la ayuda recibida en su lucha contra Juan II de Aragón. En 1627 se estableció la imprenta en Haro, siendo la primera obra editada, siendo su impresor Juan de Mongastón en 1631.

A lo largo del siglo XIX Haro se ve envuelto en los acontecimientos de la época, fortificándose durante la guerra de la Independencia y, posteriormente, con motivo de la guerra de Sucesión de 1834. En 1833 se crea la provincia de Logroño y deja de pertenecer administrativamente a Burgos. Un año después, se constituyó en uno de los 9 partidos judiciales, con 30 pueblos en su jurisdicción. A finales de este siglo Haro despunta económicamente gracias a sus numerosas industrias, algunas de nueva creación.

Iglesia de Santo Tomás Iglesia de Santo Tomás

Por todo ello, y a iniciativa del Marqués de Francos, la Reina Regente María Cristina, por Real Decreto de 1891, le concede el título de Ciudad. Consecuencia de esta prosperidad: en 1841 se inaugura el Teatro Bretón de los Herreros; en 1886 la Plaza de Toros, por los diestros Lagartijo y Frascuelo; en 1877 se aprueba el proyecto de alumbrado público por electricidad, que se inaugura en Fiestas de Ntra. Sra. De La Vega, 1890; en 1892 comenzó a funcionar la sucursal del Banco de España y ese mismo año, a iniciativa del Ministro de Fomento, Linares Rivas, se creó la Estación Enológica.

F. +34 941 31 24 12
T. +34 941 31 01 05

Este sitio usa cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso.

Más información acerca de las cookies